Como la vida misma: En busca de un trabajo digno

Chistes, Cosas Graciosas, Historieta 4 Comentarios »

Pues sí, como la vida misma… Precisamente que ahora andamos en mi empresa negociando el nuevo convenio, se puede ver con la siguiente historieta-chiste la cruda realidad de España:

Un chico termina el bachillerato y no tiene ganas de estudiar nada. Como el padre es un tipo muy serio, le dice con gravedad:

¿Ah? ¿No quieres estudiar? Bueno, yo no mantengo vagos, así que vas a trabajar.

El padre, que tiene algunos amigos políticos dada su larga trayectoria, trata de conseguirle un empleo y habla con un amigo:

Oye, Manolo, ¿te acuerdas mi hijo? Bueno, acabó el bachillerato y no quiere estudiar por ahora. Necesitaría un puesto como para que empiece a trabajar mientras decide si va a estudiar una carrera… El asunto es que haga algo y no vaguee, ¿entiendes?

A los tres días llama Manolo:

Oye. Que ya está, he encontrado algo para tu hijo. Asesor de la Comisión de Salud del Congreso. Unos 9000 euros al mes. Está guay, ¿no?

­

¡Nooo, Manolo! ¡Es una locura! Tiene que comenzar desde abajo.

A los dos días, de nuevo Manolo:

Ya lo tengo. Le conseguí un cargo de Secretario Privado de un Diputado. El sueldo es más modesto, de 5000 euros al mes.

– ¡No, Manolo! No quiero que la vida se le haga tan fácil de entrada. Quiero que sienta la necesidad de estudiar, ¿me entiendes? Si gana esa pasta no estudiará nada.

Al otro día:

Tío, ahora sí, Ayudante del Encargado del Archivo, con algo de informática, claro que el sueldo se va muy abajo … Serían 2800 euros, nada más.

– Pero Manolo, ¡por favor!, consigue algo más modesto. Es un niño aún. Algo de 800 o 1000 euros al mes.

– No tío, eso es muy difícil …

– ¿Por qué?

– Verás … esos trabajos son por oposiciones para trabajar en la Administración del Estado o la Junta o cosas de esas. Puede ser necesario currículum, título universitario, masters doctorado … ¿Me entiendes? …

MORALEJA: Si es que más vale un enchufe a tiempo que 4 carreras juntas… (la rima está forzada que me la he inventado yo)

Historieta: Diario de una Jefa

Cosas Graciosas, Historieta 2 Comentarios »

Hoy he despedido a mi becario.

¿Que por qué he despedido hoy a mi becario?

Veréis:

Era mi 37º cumpleaños, mi humor no estaba muy bien que digamos.

Aquella mañana, al despertarme me dirigí a la cocina para tomar una taza de café, a la espera de que mi marido me dijese:

“¡Feliz cumpleaños, querida!”

Pero él no me dijo ni buenos días…

Y me dije a mi misma:

“¡¿Es ese el hombre que yo me merezco?!”

Pero continúe imaginando: “Los niños seguro que se acordarán”.

Pero cuando llegaron a desayunar, no dijeron ni una palabra.

Así, salí de casa bastante desanimada, pero me sentí un poco mejor cuando entre en mi oficina y mi becario me dijo:

“Buenos días, Srª lópez, ¡Feliz cumpleaños!”

Finalmente, alguien se había acordado…

Trabajamos hasta el medio día, cuando mi becario entró en mi despacho, diciendo:

“Sabe Srª Perez…hace un hermoso día y ya que es el día de su cumpleaños, podíamos almorzar juntos, solos usted y yo”.

Acepte, y fuimos a un lugar bastante reservado.

Nos divertimos mucho, y en el camino de vuelta, él propuso:

“Con este día tan bonito, creo que no deberíamos volver a la oficina. Vamos hasta mi apartamento, y allí podemos tomar una copa”.

Fuimos entonces para su apartamento, y mientras yo saboreaba un Martini, él dijo:

Si no le importa voy un momento hasta mi cuarto a ponerme una ropa un poco más cómoda”.

-Está bien, como quieras, respondí-

Pasados cinco minutos, más o menos, él salió del cuarto con una tarta enorme, seguido por mi marido, mis hijos, mis amigos y todo el personal de la oficina. Y todos cantando:

¡¡¡Cumpleaños Feliz!!!

Y allí estaba yo, desnuda, sin sostén, ni bragas, echada en el sofá del salón…!

No somos nadie….

(Gracias Maleni)

La Palmera, los dátiles y el desierto

Cosas Graciosas, Historieta 1 Comentario »

Hola a todas y a todos. Después de unas pequeñas vacaciones, ya estoy aquí de vuelta. Y para empezar la semana, y el mes 😉 os dejo una historieta con moraleja, que he visto en Yoriento que lo vio de La Tierra Tiene Fiebre:

En un oasis escondido entre los más lejanos paisajes del desierto se encontraba el viejo Mohamed de rodillas, al lado de unas palmeras datileras.

Su vecino Hakim, el acaudalado mercader, se detuvo en el oasis para que sus camellos abrevaran y vio a Mohamed sudando mientras parecía escarbar en la arena.

-¿Qué tal, anciano? La paz sea contigo.

-Y contigo- contestó Mohamed sin dejar su tarea.

-¿Qué haces aquí, con este calor y esa pala en las manos?

-Estoy sembrando- contestó el viejo.

-¿Qué siembras aquí, Mohamed?

-Dátiles- respondió Mohamed mientras señalaba el palmar a su alrededor.

-Dátiles- repitió el recién llegado. Y cerró los ojos como quien escucha la mayor estupidez del mundo con comprensión-. El calor te ha dañado el cerebro, querido amigo. Ven, deja esa tarea y vamos a la tienda a beber una copa de licor.

-No, debo terminar la siembra. Luego si quieres, beberemos…

-Dime, amigo. ¿Cuántos años tienes?

-No sé… Sesenta, setenta, ochenta… No sé… Lo he olvidado. Pero eso, ¿que importa?

-Mira amigo. Las datileras tardan más de cincuenta años en crecer, y sólo cuando se convierten en palmeras adultas están en condiciones de dar frutos. Yo no te estoy deseando el mal, y lo sabes. Ojalá vivas hasta los ciento un años, pero tú sabes que difícilmente podrás llegar a cosechar algo de lo que hoy estás sembrando. Deja eso y ven conmigo.

-Mira, Hakim. Yo he comido los dátiles que sembró otro, otro que tampoco soñó con comer esos dátiles. Yo siembro hoy para que otros puedan comer mañana los dátiles que estoy plantando… Y aunque sólo fuera en honor de aquel desconocido, vale la pena terminar mi tarea.

-Me has dado una grán lección, Mohamed. Déjame que te pague con una bolsa de monedas esta enseñanza que hoy me has dado- y, diciendo esto, Hakim puso en la mano del viejo una bolsa de cuero.

-Te agradezco tus monedas amigo. Ya ves, a veces pasa esto: tú me pronosticabas que no llegaría a cosechar lo que sembraría. Parecía cierto, y sin embargo, fíjate, todavía no he acabado de sembrar y ya he cosechado una bolsa de monedas y la gratitud de un amigo.

Carta de un Universitario a sus Padres

Cosas Graciosas, Historieta 5 Comentarios »

Queridos papá y mamá, hace ya tres meses que estoy en la universidad y aún no os he escrito.

Siento mucho la demora, pero ahora voy a poneros al corriente de todo.

Antes de continuar, por favor, sentáos.

No continúeis leyendo si no os sentáis ¿vale? Bien.

Ahora ya estoy mejor de la fractura y el traumatismo craneal que tuve al saltar por la ventana de mi cuarto en llamas.

Pasé sólo dos semanas en el hospital, mi visión es ya casi normal y aquéllas terribles jaquecas sólo se repiten una vez por semana.

Como el incendio fue causado por un descuido mío, tenemos que pagar 3.000 € a la Facultad por los daños causados, pero eso no es nada, pues lo importante es que estoy vivo.

Felizmente la trabajadora de la lavandería que está enfrente lo vió todo.

Fue ella quien llamó a la ambulancia y avisó a los bomberos.

Fue también ella quien fue a verme al hospital y como yo no tenía donde ir ya que mi apartamento estaba reducido a cenizas, tuvo la gentileza de invitarme a vivir con ella.

Es un cuarto de un sótano, pero es muy agradable.

Ella me dobla la edad, pero estamos locamente enamorados, y nos queremos casar.

Todavía no hemos fijado la fecha de la boda, pero será antes de que su embarazo sea muy evidente.

Así pues, querido papá, yo también seré papá.

Sé cuánto deseais ser abuelos y estoy seguro que acogeréis a los bebes (esperamos trillizos) con todo el amor y cariño que me distéis cuando yo era pequeño.

Lo único que está retrasando nuestra boda es una infección que cogió mi novia y que nos impide salir del hospital donde estamos ingresados.

Los médicos la llaman sífilis o algo así.

Yo también, por descuido, acabe infectándome pero estoy mejor con los antibióticos que me ponen en vena diariamente.

Sé que recibiréis a mi mujer con los brazos abiertos y que pronto será una más de la familia, ella es muy amable y aunque no tiene ni los estudios primarios, tiene mucha ambición.

Claro que no es de nuestra misma religión, pero sé que vosotros sois tolerantes y sé que tampoco os importará el hecho de que su piel sea más oscura que la nuestra.

Estoy seguro que la querréis tanto como yo.

Como ella tiene más o menos vuestra edad, estoy seguro de que os llevaréis muy bien y os divertiréis mucho juntos, pues como en el apartamento donde vivimos es muy pequeño, pienso regresar a casa con toda mi nueva familia.

Sus padres también son muy buenas personas, parece que su padre es un traficante de droga muy famoso de la aldea de África de donde ella es…

Ahora que ya lo sabéis todo, es preciso que os diga que no hubo incendio ninguno, no tuve traumatismo, ni fractura en el cráneo, no fui al hospital, no tengo novia, no tengo sífilis y no hay ninguna mujer negra en mi vida.

La verdad es que saque un cero en física, un dos en matemáticas y un uno en biología y quise enseñaros que existen cosas peores en la vida que sacar notas bajas.

Un beso de vuestro hijo.

Amor en Verso

Chistes, Cosas Graciosas, Historieta 10 Comentarios »

ÉL

¡Qué feliz soy amor mío!
pronto estaremos casados,
el desayuno en la cama,
Un buen zumito y pan tostado
Con huevos bien revueltitos,
todo listo bien temprano
Saldré yo hacia la oficina
y tú rápido al mercado,
pues en sólo media hora
debes llegar al trabajo.
Y seguro dejarás
todo ya bien arreglado
pues bien sabes que en la noche
me gusta cenar temprano.
Eso sí, nunca te olvides
que yo vuelvo muy cansado
Por la noche, teleseries,
videoclub barato.
No iremos nunca de compras,
ni de restaurantes caros
Ni de gastar los dineros,
ni despilfarrar los cuartos
Tu guisaras para mi,
sólo comida casera.
Yo no soy como a la gente
que le gusta comer fuera…
¿No te parece, querida
que serán dias gloriosos?
y no olvides que muy pronto,
yo seré tu amante esposo.

ELLA

¡Que sincero eres mi amor!,
¡Que oportunas tus palabras!
Tú esperas tanto de mí
que me siento intimidada.
No se hacer huevos revueltos
como tu mamaita adorada
se me quema el pan tostado,
de cocina no se nada
A mi me gusta dormir
casi toda la mañana.
Ir de shopping, hacer compras
con la Mastercard dorada,
tomar té o el cafecito
en alguna linda plaza,
comprar todo de diseño
y la ropita muy cara.
Conciertos de Estopa y La Oreja,
cenas en La Ermita,
viajes a Punta Cana
a pasar la temporada.
Piénsalo bien, aún hay tiempo
la iglesia no está pagada.
Yo devuelvo mi vestido,
y tú, tu traje de gala.
Y el domingo en el diario,
con letra bien destacada:

“HOMBRE JOVEN Y BUEN MOZO
BUSCA UNA ESCLAVA MUY LERDA
PORQUE SU EX FUTURA ESPOSA,
AYER LO MANDÓ A LA MIERDA”

(Gracias Mari Toñi)

Tema Adaptado por Diego Rodero para A Pasar el Rato. Tema original por N.Design Studio
RSS de las Entradas RSS de los Comentarios Log in